James Bond, retro, farol y encantador

Por tercera ocasión, Daniel Craig interpreta al agente secreto 007 y, desde su primer enfrentamiento al personaje luchó contra dos obstáculos, el primero fue el de ser un actor prácticamente desconocido  y el segundo, fue que sus características físicas no eran precisamente similares a las que los anteriores Bond’s nos tenían acostumbrados, sin embargo, para muchos, hoy en día, el trabajo de este actor lo consolida como la mejor representación del patriota británico.

Por petición de los productores de la cinta, esta reseña será completamente “spoilers free” y como yo nunca había recibido una petición de ese tipo, supongo que tendré que cumplirla, sin embargo, afortunadamente quedan muchas cosas que mencionar de esta cinta con la que se cumplen 50 años de existencia del emblemático personaje creado por Ian Fleming mientras que “Operación Skyfall” se convierte en la entrega número 23 de la saga.

Existen muchos elementos que en “Operación Skyfall” humanizan a Bond, el primero es que, después de un error cometido en una operación en Turquía, en el MI6 lo dan por muerto, siendo éste un periodo en el que James se refugia en una isla en la que se dedica a darle rienda suelta a los placeres de la vida (fumar, beber y por supuesto, lo que Bond sabe hacer muy bien… ), hasta que se entera de que “M” está en peligro y decide regresar para ayudarla.

A partir de ese momento, empieza el verdadero viaje de Bond, ya no es un agente joven, su tiro falla y en algunas ocasiones su juicio también… los gadgets maravillosos que antes le daban un status especial, ahora son incluso motivo de burla y, al final, lo único que lo puede hacer vencer es su valentía, su actitud farola y el golpe de suerte de último minuto.

James Bond jugando con sus gadgets

“Operación Skyfall” cuenta con elementos clave que han aparecido en todas las películas, James no deja de pedir su Martini seco doble, batido y sin agitar y, por supuesto, cuando el momento lo requiere, su legendario Aston Martin aparece en escena, así como la compañía de dos chicas Bond espectaculares, la primera es Helen McCrory (a quien les aseguro que veremos nuevamente) y Bérénice Marlohe, una belleza asiática espectacular.

Sam Mendes, director de la cinta (Revolutionary Road, American Beauty) propone a un villano poco convencional, que cumple las características de ser “el enemigo en casa” pues se trata de un ex agente secreto interpretado por Javier Bardem, quien regala, como es su costumbre, una interpretación extraordinaria de un antagonista que plasma toda su energía en vengarse de “M”, interpretada nuevamente por Judi Dench.

Daniel Craig y Javier Bardem

Como siempre, lo que pasa con James Bond tiene que ver con lujo, sensualidad, sexo (si en esa oficina tomaran en cuenta que el acoso sexual es un delito, no habría un solo trabajador libre), armas, golpes y un patrioterismo exaltado, sin embargo, estos elementos se unen a la perfección para crear una película divertida y visualmente espectacular, que renueva esta fórmula que parece inagotable.

Ah, y por supuesto, el highlight de la película, los créditos de entrada con Adele interpretando “Skyfall” logran lo que nadie y esto es llevar la emoción a uno de los puntos máximos aún cuando la historia no ha arrancado.

Larga vida a Bond…

Como el siguiente fin de semana es feriado en México, “Operación Skyfall” se estrenará el jueves 1 de noviembre.

Esta crítica fue publicada en http://www.entermedia.mx/2012/10/james-bond-retro-farol-y-encantador/

Skyfall by Adele

Anuncios

Deja un comentario