Toronto… frío, comedia y mucha comida

El día empezó temprano en Toronto, esto es indispensable cuando en una ciudad a las 5:00 pm ya no hay nada de luz, así, a las 8:30 arrancó la expedición en el mercado de St. Lawrence, lugar en el que teníamos pactado el desayuno, mismo que fue en un lugar específico llamado “Carousel Bakery”, famoso por unos sándwiches conocidos como “pea-meal”, hechos con carne y tocino y acompañadas de mostazas de sabores increíbles, incluso unas más picantes que las que podría comer en México.

St. Lawrence Market

St. Lawrence Market

 

Después, en el primer piso del mercado, fui invitada a una clase de cocina (soy mala para muchas cosas, pero cocinar es por mucho el primer lugar) y así, con toda la paciencia que da el entender las limitaciones y las barreras del idioma y culturales, la maestra logró que preparara galletas de queso cheddar, palomitas de caramelo, nueces con miel de maple y gelatina de vino tinto y vino blanco, por supuesto, al terminar la clase probamos prácticamente todo lo que cocinamos, así que no había pasado ni una hora de haber probado el “pea-meal” cuando ya estaba con toda la disposición para comerme estas bombas dulces y saladas.

¡Cocinando!

¡Cocinando!

El resultado de mi mañana en la cocina...

El resultado de mi mañana en la cocina…

 

Y, como no fue suficiente, la siguiente parada fue Big Daddy’s, un lugar inspirado en la cocina de Nueva Orleans en el que no tuve más remedio que probar un increíble plato de Clam Chowder, con la mentalidad de que quizá como hacía tanto frío -4 ºC, quizá de alguna forma milagrosa estaría quemando calorías.

Nueva Orleans en Toronto

Nueva Orleans en Toronto

Terminando el lunch que estuvo ligado al desayuno y el almuerzo, fuimos a un lugar llamado “Second City”, éste es un teatro en el que cinco actores improvisan sketches muy al estilo “Saturday Night Live”, incluso figuras como John Candy y Mike Myers han pisado ese escenario y sí, bajo la amenaza de que si te descubren mandando mensajes en el celular o sacando fotografías el castigo es exponer tu perfil de facebook en la pantalla principal (como si no estuviéramos lo suficientemente expuestos al tener facebook…), durante dos horas toda mi atención estuvo dedicada a ellos y lograron que me riera como hace mucho no lo hacía.

Para seguir con el toque de “Toronto Navideño”, fuimos al “City Hall”, lugar en el que durante esta temporada se monta una pista de patinaje sobre hielo… llevo un par de viajes en el que aunque sé que las actividades físicas en lo absoluto son lo mío, me da por intentarlo y ésta vez no fue la excepción, el saldo, me caí de boca pues alguien me dijo que si metía las manos las cuchillas de los patines podrían arrancarme los dedos y además del golpe al ego, tengo una rodilla morada, pero el lugar y el ambiente valieron la pena.

"City Hall" con su pista de hielo

“City Hall” con su pista de hielo

Para cerrar con broche de oro este día, fuimos al restaurante “360” en la “CN Tower”, éste es un comedor giratorio en el que es posible ver toda la ciudad iluminada a una altura de 351 metros, después, aunque pensé que moriría congelada, di una vuelta en los alrededores del mirador de estas construcción, brinqué sobre su piso de vidrio y finalmente, regresé al hotel agotada concluyendo así mi segundo día en este viaje a Toronto.

La vista desde 360, el restaurante de la Torre CN

La vista desde 360, el restaurante de la Torre CN

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Toronto… frío, comedia y mucha comida

  1. great submit, very informative. I’m wondering why the other experts of this sector do not realize this. You must continue your writing. I’m confident, you’ve a great readers’ base already!

Deja un comentario