Aventura en Yosemite

Si eres amante de la naturaleza y te gusta adentrarte en los enigmáticos paisajes que guarda un bosque, el Parque Nacional de Yosemite se convertirá en tu destino ideal. A sólo tres horas y media de San Francisco, California, en auto, podrás saciar el alma de niño explorador que llevas dentro.

YMS-Director-Dave-Bengston-climbing-Turtleback-Dome_Kenny-Karst-300x336

El estado de California puede sorprender a cualquiera con todas las alternativas que presenta. En esta ocasión visité el condado de Mariposa, donde se encuentra el Parque Nacional de Yosemite, que básicamente es un bosque al pie de las montañas de la Sierra Nevada de Estados Unidos, que te ofrece la oportunidad de realizar diferentes actividades al aire libre.
Aquellos que son románticos empedernidos podrán rentar una cabaña y pasar unos días perdidos en medio de la inmensidad de la naturaleza, sin que nadie los moleste, dar un paseo a caballo por todo el valle, cruzar sus ríos y ver las mejores puestas de sol desde alguno de sus múltiples miradores como el Glacier Point, al pie de la montaña.

Para los más aventados
La escalada en roca es uno de los principales motivos por los que cientos de audaces alpinistas llegan a Yosemite, que ofrece la posibilidad de escalar la montaña más famosa del lugar, El Capitán, una formación rocosa vertical de unos 2,307 metros sobre el nivel del mar. Los principiantes podrán tomar clases que se imparten dentro del mismo parque, y los intrépidos profesionales quedarán maravillados al subir a la cima de esta montaña y admirar desde ahí todo el valle.
Una actividad que me pareció muy chistosa es que los que no somos nada aventureros podemos permanecer abajo frente a El Capitán y por la noche lanzar una señal con la lamparita del celular a quienes están pasando la noche acampando en la cima de la montaña. Lo sorprendente es que los alpinistas que están arriba te contestarán con su lámpara y mantendrás una “comunicación luminosa” bastante original con ellos.

View-from-Glacier-Point
La bicicleta, una gran opción
El parque ofrece el servicio de renta de bicicletas, mas no está permitido realizar la actividad de bicicleta de montaña, ya que podría ser peligroso, pero hay más de 25 senderos especiales y pavimentados dentro del bosque para realizar recorridos en familia, que es recomendable realizarlos en temporadas cuando aún no ha caído nieve.

Noches mágicas en el bosque
Una de las grandes atracciones, y que más me impresionaron, es vivir la experiencia sensorial de adentrarte en medio del bosque a las nueve de la noche. ¿Te imaginas caminar guiándote por tus cinco sentidos e iluminado simplemente por la luz de la Luna y de las estrellas? Pues aquí lo hacen posible. Sin duda, esto es un reto para quien lo experimenta. Te aseguro que enfrentas todos tus miedos a la oscuridad, a los ruidos extraños que el bosque y toda su naturaleza emiten y a los animales que en él habitan. De hecho, tu vista, tu oído y tu olfato se vuelven más agudos al tratar de permanecer siempre al tanto de lo que estás viviendo en ese momento.
Estos recorridos de una hora, aproximadamente, los hace un guía, quien te va contando sobre la historia del lugar, las estrellas que ves y los animales, como son murciélagos, osos negros, zorrillos, aves, ardillas, zorros, etcétera, que viven dentro del bosque. Ten cuidado si llevas comida, porque una de las más importantes recomendaciones en el reglamento del parque es que si vas a acampar o a realizar un picnic evites a toda costa tener comida al alcance, ya que éste es el llamado para que los animales se acerquen a ti, aunque sin duda convivir a ese grado con la naturaleza seguro será toda una gran experiencia.

Bodas espectaculares
Si estás buscando una idea original para celebrar tu boda, este lugar te ofrece la posibilidad de que te cases con vista a la montaña. Te aseguro que saldrás de lo convencional. Por tus invitados no te preocupes; podrán hospedarse en cabañas, pero si gustan de la comodidad de un buen resort, el parque ofrece varias opciones con los hoteles The Ahwahnee, Yosemite Lodge, Curry Village y Housekeeping Camp, que están dentro, en los cuales podrán consentirse con exquisita comida y cómodas habitaciones.

No te quedes sin ver las secuoyas
La parada obligatoria es el sitio conocido como Mariposa Grove, ubicado 59 kilómetros al sur de la zona central del parque. El atractivo son las secuoyas, los árboles gigantes con más de 3,000 años de vida y que llegan a medir más de 100 metros de altura y aproximadamente siete metros de diámetro en su tronco. No olvides llevar zapatos cómodos, porque el camino es largo y en subida para llegar a la secuoya más grande del lugar.

Giant-Sequoias
Este texto fue publicado en http://www.forbes.com.mx/aventura-en-yosemite/

Anuncios

Deja un comentario